¿En qué casos se contemplan indemnizaciones por despido?

Para empezar a hablar sobre este tema de las indemnizaciones por despido hay que ser claros desde el inicio, que este es un concepto que se refiere al valor que un empleador se encuentra obligado a pagar a un trabajador en caso que tras un despido exista una causa que de acuerdo con la Ley es justa para que así ocurra.

En torno a lo anterior hay que remitirse al reglamento interno del trabajo, el contrato de trabajo o la propia convención colectiva. De todos modos, aunque existe la posibilidad que estas causas sean diferentes a las de la Ley, la indeminización por despido injusto es la que contempla la Ley. Según sean las circunstancias en las que se presente el despido, de esa misma manera será posible que se contemple una indemnización o no. Al respecto se indican parte de esos causales en los siguientes párrafos, según sea la clase de despido que se presente en el proceso.

Indemnización por despido objetivo

Considerando que se trata de un despido objetivo procedente, la Ley señala que el trabajador va a disponer de la posibilidad de recibir una indemnización con 20 días por año trabajado, siendo el máximo 12 mensualidades. Hay que resaltar que en caso que el trabajador haya estado laborando por un periodo menor a 1 años, en ese caso se puede prorratear la indemnización por meses. Se sugiere siempre consultar con antelación por estos cálculos.

Indemnización por despido objetivo colectivo

Al igual que ocurre con el despido objetivo, en este caso los afectados van a disponer del derecho de solicitar una indemnización de 20 días por cada año trabajado, siendo un máximo de 12 mensualidades.

Indemnización por despido procedente

Si como resultado del proceso se encuentra que hay una solución de la reclamación en la que el juez señala que el despido es procedente, y que las causas son objetivas, la indemnización para el trabajador es de 20 días por cada año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades. En el determinado caso que el despido sea disciplinario, pero procedente o con causas objetivas, el trabajador no va a disponer de ningún derecho a una indemnización.

Indemnización por despido improcedente

En estos casos la indemnización que le corresponde a un trabajador que ha sido despedido a través de este mecanismo es de 33 días de salario por cada año que haya sido trabajado en la empresa, en caso que el contrato haya sido firmado después del día 21 de febrero de 2012 o en su defecto 45 días al año, si el contrato se efectuó días antes a la fecha que se ha indicado.

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *